Las cerdas reproductoras son animales productivamente muy forzados siendo, precisamente los días comprendidos entre el parto y el destete, el momento del ciclo productivo del animal en que los requerimientos son mas elevados. Dadas las características industriales de la producción porcina actual uno de los problemas productivos de mayor importancia en la maternidad es la presencia del Síndrome Mamitis Metritis Agalactia (MMA), tanto en su forma clínica como subclínica, que afecta especialmente a cerdas de mayor carácter productivo como las líneas genéticas hiperprolíficas y las cerdas de primer parto.

El carácter multifactorial del síndrome MMA y su gravedad económica generalmente hace necesario el uso de tratamientos sistemáticos que reduzcan o eliminen al máximo la sintomatología en las cerdas para un óptimo crecimiento de las camadas.


Síntomas

La etiología del síndrome de MMA es probablemente multifactorial pero se cree que las endotoxinas generadas por organismos gramnegativos, especialmente por E. Coli, Klebsiella, Staphilococcus y Streptococcus, juegan un papel primordial. El origen de las endotoxinas en los casos prácticos del síndrome de disgalactia no se ha dilucidado, pero podría derivar de infecciones de las glándulas mamarias, de las vías urinarias o del útero, o bien podría ser una absorción intestinal.

Esta afección se manifiesta clínicamente en cerdas durante la primera semana de lactancia (sobre todo durante los 3 días posteriores al parto). Las cerdas afectadas presentan pirexia, falta de apetito, depresión e inquietud durante el amamantamiento. Si el dolor/incomodidad es intenso, las cerdas pueden incluso dejar de amamantar a los lechones.

Cabe destacar, no obstante, que es infrecuente que los tres síntomas se manifiesten de forma simultánea. Para la cerda, el síndrome de MMA es una afección transitoria, que se prolonga habitualmente durante un período mínimo de 3 días y que remite espontáneamente.


Tratamiento

En la actualidad, el tratamiento del síndrome MMA siempre implica inyecciones únicas o seriadas de oxitocina –con el fin de estimular la secreción de leche– y antibióticos de amplio espectro para combatir los microorganismos patógenos.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), han demostrado una eficacia satisfactoria en la mejoría de la recuperación. La eficacia mostrada por los AINEs es el resultado de su efecto positivo sobre la endotoxemia y de su efecto analgésico.

(Burch D. Tratamiento y control de la ileítis, SUIS Nº 80 Sept.2011)  HYPERLINK "http://www.octagon-services.co.uk/articles/IleitisSu80.pdf" http://www.octagon-services.co.uk/articles/IleitisSu80.pdf

p-metacam

n metacam iny


bullet destacadoLa inflamación bajo control

bullet destacadoActividad prolongada

bullet destacadoRápida recuperación de la producción

Ver producto